11/10//2005

Para pensar y Obrar

Hay un cuento sobre cuatro perosnas cuyos nombres eran: TODOS, ALGUIEN, CUALQUIERA y NADIE. Había que hacer un rabajo importante y TODOS fue el encargado de hacerlo. TODOS, estaba seguro que ALGUIEN lo haría. Sin embargo, aunque CUALQUIERA podía haber hecho el trabajo, NADIE lo hizo.

Esto enojo a ALGUIEN, porque el trabajo correspondía a TODOS. Pero TODOS, había pensado que CUALQUIERA haría el trabajo.

NADIE, se dío cuenta de que TODOS no iba a hacerlo. De manera que el cuento termina con que TODOS le echo la culpa a ALGUIEN, cuando NADIE hizo lo que CUALQUIERA podría haber hecho.

MORALEJA: Si todos fuesen ALGUIEN, NADIE sería CUALQUIERA